Basófilos

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook33

Los basófilos son el tipo menos común de los granulocitos, un tipo de glóbulo blanco o  leucocito. Son los principales responsables de la respuesta alérgica y antígena liberando una sustancia llamada histamina.

Imagen de un basófilo

Valores normales de basófilos

En individuos sanos, representan alrededor del 0,01% al 0,3% de número total de glóbulos blancos de la sangre. El recuento de basófilos normal es por lo general entre 40 y 200/μL para un adulto y entre 0 y 640/μL para un recién nacido.

Los recuentos de basófilos pueden variar, dependiendo del paciente y la situación. En una persona sana, el recuento es normalmente muy bajo.

  • Basófilos altos. Una serie de condiciones diferentes puede aumentar la cantidad de basófilos, incluyendo enfermedades respiratorias, infecciones y trastornos de la sangre. Esta condición se conoce como basofilia. Leer más →
  • Basófilos bajos. El bajo recuento de basófilos se produce cuando se encuentran a menos de 20 células por litro de sangre humana. Puede ser vista en asociación con urticaria autoinmune (una condición picazón crónica) y en algunas formas de leucemia o linfoma. Esta condición se conoce como basopenia. Leer más →

Función

Al igual que los eosinófilos, los basófilos juegan un papel en ambas infecciones parasitarias y alergias 1.

Los basófilos aparecen en muchos tipos específicos de reacciones inflamatorias, en particular las que causan síntomas de alergia. Los basófilos contienen el anticoagulante heparina, la cual impide que la sangre se coagule demasiado rápido.

La función primaria de un basófilos es liberar un producto químico conocido como histamina en respuesta a una infección. La histamina es un vasodilatador que promueve el flujo sanguíneo a los tejidos.

Secreciones

Estas células son parte de una familia de leucocitos conocidos como granulocitos, llamados así por los gránulos distintivos de material dentro de sus membranas celulares. Estos gránulos contienen piezas de información de interés para el sistema inmune, y compuestos que el sistema inmune utiliza cuando responde a una infección o inflamación. La liberación de los gránulos se conoce como la desgranulación.

Los basófilos surgen y maduran en la médula ósea. Cuando se activa, los basófilos desgranulan para liberar histamina, proteoglicanos (por ejemplo, heparina y condroitina), y enzimas proteolíticas (por ejemplo, la elastasa y lisofosfolipasa). También secretan lípidos mediadores como leucotrienos (LTD-4), y varias citoquinas.

Además de ayudar en el sitio de una infección, estas células también ayudan al cuerpo a desarrollar inmunidad mediante el almacenamiento de la información que puede ser utilizada por las células T.

Referencias

  1. Voehringer D. 2009. Trends in Parasitology.

Relacionadas

Buscar

Compártelo!

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook33