Granulocitos

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook11

Los granulocitos son un tipo de leucocitos o glóbulos blancos. Estas células son parte del sistema inmune, y están involucrados en varios tipos diferentes de reacción inmune. Los granulocitos se producen en la médula ósea.

Se les conoce como leucocitos polimorfonucleares, debido a las formas variables de núcleo que pueden presentar.

Tipos de granulocitos

Hay tres tipos principales de granulocitos: neutrófilos, basófilos y eosinófilos.

  • Neutrófilos. Son el tipo más común de leucocitos. Representan aproximadamente el 65% de los glóbulos blancos. Son los principales defensores contra las infecciones de bacterias y hongos. Son el primer tipo de célula inmune que responde y llega al sitio de la infección. Leer más.
  • Basófilos. Son el tipo menos común de leucocitos. Representan sólo alrededor del 1% de los glóbulos blancos. La función primaria de un basófilos es para liberar un producto químico conocido como histamina en respuesta una infección. La histamina es una sustancia química que tiene muchas funciones, pero es el principal responsable de la iniciación de una reacción inflamatoria. Leer más.
  • Eosinófilos. Representan alrededor del 4% de los leucocitos. Estas células blancas de la sangre se utilizan para dos propósitos. Son la principal defensa contra las infecciones parasitarias. También se elevan en los casos de reacciones alérgicas, como urticaria, o incluso asma relacionada con alergias. Leer más.

Los mastocitos son también granulocitos. Los otros glóbulos blancos que no son granulocitos, conocidos como agranulocitos, son principalmente linfocitos y monocitos.

Condiciones médicas

Las proporciones de estos tipos de células en la sangre son bastante constantes, por lo tanto el recuento de granulocitos en la sangre una herramienta útil en el diagnóstico de muchos tipos de enfermedades.

La granulocitopenia es una concentración anormalmente baja de granulocitos en la sangre. Esta condición reduce la resistencia del cuerpo a muchas infecciones. Términos estrechamente relacionados incluyen agranulocitosis (etimológicamente, “no hay granulocitos en absoluto”; clínicamente, los niveles de granulocitos menos del 5% de lo normal) y neutropenia (deficiencia de granulocitos neutrófilos).

Los granulocitos viven sólo uno o dos días en la circulación (cuatro días en el bazo u otro tejido), por lo que las transfusiones de granulocitos como una estrategia terapéutica sería otorgar un beneficio de muy corta duración. Además, hay muchas complicaciones asociadas con un procedimiento de este tipo.

No es por lo general un granulocito quimiotáctica defecto en individuos que sufren de la diabetes mellitus dependiente de insulina.

Granulocitopoyesis: la génesis de granulocitos

Los tres tipos de granulocitos se desarrollan en la médula de los huesos largos como el fémur. Todos los granulocitos comenzar como mieloblastos, tipo de células inmaduras que tiene el potencial de diferenciarse en cualquier tipo de célula granulocítica. Cada célula progresa a través de varias etapas antes de emerger de la médula ósea como una granulocitos maduros.

Los granulocitos pasan a través de etapas de crecimiento cuando son llamados mielocitos y metamielocitos antes de convertirse en leucocitos.

Materiales tóxicos producidos

Como glóbulos blancos maduros, granulocitos circulan en la sangre hasta que reciben señales químicas que proporcionan instrucciones adicionales. Estas señales proceden de sitios de infección o inflamación, y pueden ser sustancias químicas secretadas por patógenos o por otras células del sistema inmune. Cada tipo de célula responde a las señales químicas ligeramente diferentes.

Una vez que las células alcanzan el sitio de la inflamación, que tienen múltiples funciones que desempeñar en la respuesta inmune. Los tres de estos tipos de células son fagocitos, e ingieren los desechos celulares, incluyendo patógenos y células de tejidos muertos o moribundos. Una vez ingeridos, estas partículas se descomponen por los productos químicos tóxicos que se almacenan por los granulocitos en gránulos unidos a la membrana.

Además, cada tipo de célula puede liberar productos químicos en el medio extracelular. Algunos productos químicos contribuyen a la respuesta inflamatoria mediante la estimulación de otras células inmunes, y otras son tóxicas para los patógenos. Algunos de los productos químicos liberados por los eosinófilos y los basófilos, tales como histaminas, están implicados en las reacciones alérgicas.

Buscar en Leucocitos.org

Compártelo!

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook11